La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



domingo, 20 de febrero de 2011

¿Alguien no quería que disfrutásemos de LOGROÑO?

Hace un tiempo que teníamos en mente visitar Logroño, con otras dos parejas más, todos con niños. Y así reservamos hotel para este fin de semana.

El Viernes empezó raro, con nuestra perra medio lesionada (con puntos en una pata, y debía quedarse en residencia), mi mujer pegándose un importante trompazo en la ducha (estuvimos a punto de cancelarlo, y al final ha estado a medio gas), Paloma y sus hijos tocados del estómago,...., y ya en carretera por la tarde, un control de la Guardia Civil en la A-1. Pero hemos superado las adversidades, y ¡que nos quiten lo bailao!.
Allí estábamos el viernes por la noche en Logroño (cena tranquila, y a descansar tras paseo ligero). El hotel, Ciudad de Logroño 3*, sencillo y práctico, con buena atención y habitaciones amplísimas; ubicación, a 10-15 minutos andando del cogollo.


Ya el Sábado, por la mañana, tras el desayuno en El Espolón, dimos un agradable paseo por el casco viejo, con visita incluida al mercado de abastos de San Blas (¡qué pinta las verduras!). Pudimos apreciar un lugar recogido y bonito, donde seguro que se ha de vivir bien, con la calidad que te da un pueblo o una ciudad pequeña.

Antes de comer, nos desplazamos a Laserna, Rioja alavesa, a visitar las bodegas de Señorio de las Viñas : bodega con historia, pero de estilo moderno (eché de menos una bodega en cueva), donde nos dieron muy bien de comer; para que no faltase nada, incidente-susto con los niños. Interesante el vino de autor, recien terminado y en fase de etiquetado.

Tras la copiosa comida, un paseito por los viñedos, y por nuestras cabezas rondando la idea de cómo sería tener una bodega.



De vuelta a Logroño, ya por la tarde, paramos un rato en la Gran Vía, y tomamos un refrescante en el Noche y Día (terraza bien acondicionada, sin preocuparnos del chirimiri que amenazaba), para después visitar, no podía faltar, la zona de la calle Laurel : buen ambiente, marcha, ricas tapas y caldos para calmar la sed.......Blanco y Negro, La Aldea, Sebas, El Perchas y otros muchos más.









.



Mención especial a la exposición itinerante de Rodin, junto a la Catedral




Y el Domingo de vuelta............pensando en que habrá que repetir (faltó algo más de bodegas y de calle Laurel), y esperando que el "mal de ojo" haya desaparecido para la próxima.

1 comentario:

fgarciab dijo...

Auténtica la foto de Pensador..........