La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



domingo, 6 de febrero de 2011

A un paso de Occidente, sin renegar de sus orígenes : ESTAMBUL

En 2007 tuve la oportunidad de conocer esta excitante y sorprendente ciudad. Al llegar a Istanbul (lo primero que el guía nos dijo fue cómo se decía en turco), nos recibió una ciudad más europea de lo que pensábamos, de gran extensión y población, y una intensidad y vida en sus calles, que posteriormente pude confirmar.
La ciudad se divide entre lo europeo y lo oriental, percibiéndose más en ciertas zonas donde los signos de lo musulmán se acentúa. En cualquier caso, se nota que es una ciudad abierta y con miras puestas en el turismo, aunque no en todos los casos lo exploten igual.


Durante el día, las opciones de visita son numerosas (y posiblemente haría falta una semana, más o menos, para poder visitar todo en condiciones).
En cualquier caso, hay ciertos lugares que no se han de dejar de visitar : Mezquita de Solimán el Magnífico, Santa Sofía y la Mezquita Azul, una antes y otra a continuación, el Palacio de Topkapi, la fabulosa Iglesia de San Salvador de Chora (cuca iglesia con unos maravillosos frescos y azulejos) y otras muchas mezquitas y monumentos.

Admirables por dentro y por fuera.

Un detalle, no penseis que los turistas tenemos un paso especial en las distintas zonas visitables : vereis que pone "Guiri", pero no es por ir con cámara de fotos, gorra y chancletas, sino porque significa "Entrada". Esto nos dio juego para un rato de risas (y al guía, ni te cuento cuando se lo preguntamos).




Son muchos los puntos en alto, desde los que divisar distintas zonas de la ciudad y variados puntos del Bósforo. Mención especial a un maravilloso sitio, Café de Pierre Lotí, sito en un cementerio (sí, habeis leído bien), el de Eyüp.

CAFE DE PIERRE LOTI
Volviendo al Bósforo, no debeis dejar de hacer alguno de los distintos cruceros por él (las alternativas son muchas), y si es al atardecer, mejor (la vista del Cuerno de Oro impacta). Esta unión entre el Mar Negro y el de Mármara, separación de Asia y Europa, te llevará a zonas variopintas donde disfrutar paisajes, comer buen pescado y sentir lo cerca y lejos que dos continentes pueden estar. En la opción que optamos nosotros, hicimos un repaso visual de distintos palacios, contemplamos la isla artificial del Galatasaray (para sus celebraciones) y llegamos hasta una zona residencial de alto nivel (el guía nos dijo, que donde era más caro el metro cuadrado en Europa), terminando en una zona conocida por su pescado y ambiente (comimos bien allí).


Las opciones de compras son muchas, empezando por el Gran Bazar, donde si quieres una imitación, la encontrarás, un lugar especial como el Mercado de las Especias, y tomar un té o comprar una cachimba ("más barato que el Carrefour", decían allí), hasta las distintas zonas comerciales de la parte moderna.
Algo que debeis tener claro, es que en todos los sitios, excepto las tiendas de marca, se ha de regatear : para mí, fácil y divertido, pero después de llegar el precio, incluso, a la quinta parte del inicial, te vas contento pero con la sensación de que te han engañado.

Las alternativas para comer son diversas, pero recomiendo probar la comida autóctona (algo picante, en ocasiones) y los frutos secos; vino turco, mejor ni catarlo, pero sí recomiendo alguna de sus cervezas; y si te gusta el té, disfrutarás, seguro (para mí, el mejor el té turco, pero encontrarás infinidad de variedades).


Para rematar, os comentaré que la noche turca es realmente animada, sobre todo en la zona moderna europea, con zonas divertidas para cenar, garitos de primer nivel (muchas discotecas ubicadas en azoteas, en las que antes de las copas se puede cenar) y unas mujeres (de hombres, prefiero que opinen las chicas) realmente guapas. Además, la sensación de seguridad es mucho mayor de lo que quizá podriais pensar, ya que en las calles siempre podrás ver policía armada.

En definitiva, un destino muy recomendable, tanto si os limitais a Estambul, como si ampliais con alguna otra zona de Turquía (por ejemplo, Capadocia) y alrededores.

1 comentario:

FERNANDO SYRAH dijo...

Hace falta volver a Estambul para recorrerla con más tranquilidad..........