La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



lunes, 7 de noviembre de 2011

Alegrando unos filetes de pollo

En ciertas ocasiones, unos filetes de pollo a la plancha dan buen resultado; pero si los acompañas de una forma elegante y sabrosa, mejor que mejor.

Recordé que tenía aquella crema de vino de Oporto de mi viaje a Lisboa, con la que podía hacer la base de una salsa.

Arranqué sofriendo un poco de cebolleta muy picada, con un poco de ajo (que retiré antes de incorporar el resto).

Le di un toque con unas tiras de calabacín, que después retiraría para usarlas como guarnición.

Para seguir con la salsa, incorporé a la cebolleta la crema de vino para ir reduciéndola, junto con un leve toque de cilantro.
Un chorrito de riesling, que luego serviría de vino de acompañamiento, y un poco de paté de hongos con trufa blanca.
Por otro lado, había preparado unas lascas de trufa negra, que rematarían los filetes de pollo, los cuales preparé a la plancha, por la que también pasé levemente la guarnición : unos madroños y el calabacín.
Y como he comentado antes, el caldo elegido fue un Riesling de Fromm, muy apropiada uva para acompañar trufa y platos ligeros. Y al plato, un chorrito de aceite de oliva virgen extra del Santuario de Mágina.





2 comentarios:

cocinamarroqui dijo...

Pues si, si que le has dado un buen alegreto a ese pollo. Tenía que estar de la muerte...

FERNANDO SYRAH dijo...

La verdad es que para una cena de un día cualquiera, no resultó mal........