La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



domingo, 4 de diciembre de 2011

KULTO AL PLATO : Equilibrio entre lo de antes y lo de ahora

En fechas pasadas recordareis la publicación sobre La Gabinoteca; pues ahora quiero hablaros de otro Gastrobar interesante en Madrid.

Hace unos días pasaba por allí, en parte por casualidad en parte por curiosidad, y comía de forma ligera a base de varias de sus tapas. Es un concepto, cada vez más apreciado, éste de combinar la contundencia de platos tradicionales con toques de modernidad, y además con la posibilidad de poder tomarlos en plato completo o en pequeñas dosis de tapeo.


Arranqué, como no podía ser de otra forma, con la tapa elegida como la mejor de 2011 por La Viña : una deliciosa mezcla como el Tabulé con hierbabuena y Ajoblanco.

Entre medias vi pasar una cazuelita, de las de toda la vida, con unos callos de aspecto muy apetecible, y en la barra la tortilla de patata casi hacía señas para comerla.

Elegí para seguir el Huevo "termal" con ibérico y esencia de carne, de gran contundencia.

Y se me ocurrió que podía rematar con una tapa que me llamaba la atención : Arroz de txipis y parmesano, bastante equilibrado y muy sabroso.

Y para finalizar, en el postre, me picó la curiosidad con la Sopa fresca de zanahoria-naranja, que habían servido en la pasada feria gastronómica de Copenhague.

De caldos, acompañé con un par de copas de vino, un riesling de Keppen y un tinto joven, Infinitus, castellano manchego. Sobre la bodega, comentar que me pareció variada en cuanto a sus D.O., a pesar de sus no más de 15-20 referencias, y quizá algo cara para los vinos en cuestión, pero siempre con opción de encontrar algo adecuado.

La decoración, entre moderna y tradicional, como sus platos, a la vez que práctica y efectista. Servicio de buen nivel.

En definitva, se puede comer de menú, a la carta, de tapeo,..., y por su calidad dentro de un precio aceptable.

Y en tareas pendientes, probar su cocktelería, variada y con interesantes gin tonics entre los que elegir. 

Y no quiero dejar de comentar algo que hablé con David, uno de los socios propietarios, sobre lo que se escribe en los blogs relativo a los restaurantes, a lo que le comenté que yo prefiero limitarme a escribir sólo sobre los que me han gustado. En definitiva, no soy más que un aficionado, no soy un crítico gastronómico o similar, con lo que no parece llevar a ningún sitio lo de hablar mal.....mejor no perder ni una línea en este sentido.


No hay comentarios: