La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



viernes, 20 de enero de 2012

Restaurante QUIÑONEROS, en Brihuega

Ya os dije que mi excursión a Brihuega tendría dos entradas, y como ya adelanté, la segunda está dedicada al restaurante en el que comimos, y muy bien.

Y arrancaré dedicando unas palabras de agradecimiento a Amparo y Abel, sus propietarios, una a los fogones (gran cocina, casi mejor producto), el otro en las relaciones públicas, atendiendo de 10 y haciéndonos sentir como en casa. Y también haciendo mención a los caldos que se nos permitió llevar, y de los que disfrutamos con las viandas servidas : un Habla Nº8 (syrah extremeño), el diferente Cap de Barbaria (de Formentera) y un vino suizo, como el Syrah du Valais.

Dicho esto, entraremos en materia en cuanto a los platos disfrutados : tras unos aperitivos, fabulosos los canelones de foie y boletus.

También un pastel de setas, justo antes del que para mí fue el plato estrella : unos huevos trufados, con lascas de trufa y patatas con boletus y ajetes. Primero disfrutamos las lascas, para después mezclar todo y recibir diversas sensaciones.
Tras estas entradas, pensamos en pedir los 6 asistentes, cada uno, un plato principal diferente para así probar distintas alternativas : merluza a la costra de almendra en contrapunto de un delicioso cordero con toque de miel.

Vieiras con ensalada de espaguetis de chipirones, donde me sorprendió más la ensalada que las vieiras.


También unas más que interesantes manitas de cerdo deshuesadas, gratinadas con foie.

Y el codillo ibérico deshuesado, frente a un milhojas de bacalao.


Al postre llegamos justitos, así que compartimos una invención a los 3 chocolates, y un sorbete. Y toda la comida disfrutando de un fabuloso pan casero, con frutos.



Y rematamos, visitando a las gallinas ponedoras, de las que recogen unos fabulosos huevos, como los que disfrutamos tras trufarlos.


En definitiva, os lo recomiendo........







1 comentario:

Valdomicer dijo...

Reconocerás conmigo que el Habla nº 8 es demasiado "alegre". Tengo una caja en mi bodega con la intención de dejarla "dormir" un par de años con la esperanza de que se serene. Quizá me equivoque; pero voy a correr el riesgo.
Cuando me pase por Brihuega, no dejaré de visitar ese sitio. Diré que voy de parte tuya.
Un abrazo.