La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



domingo, 29 de abril de 2012

Un día por Pisa

El título de la entrada tiene que ver con el tiempo que pasamos en Pisa, pero al mismo tiempo creo que encaja bien con lo que se puede tardar en realizar una visita adecuada (y bastante completa) a esta ciudad italiana.

La llegada más sencilla, cuando ya te encuentras en Italia, y si no has alquilado un coche, es en tren (he de decir que el servicio ferroviario italiano funciona bastante bien, con unos buenos precios para poder moverte, aunque sus trenes son los más modernos). La estación de Pisa queda justamente a la otra punta del destino turístico principal en esta ciudad : la plaza del Duomo. Por tanto, cuando llegas, no queda otra que dar un agradable paseo (menos de media hora) hasta la zona más majestuosa. 

Hay dos alternativas : cruzar el río Arno por Ponte Solferino (podreis ver la coqueta Iglesia de Santa María della Spina) o por Ponte di Mezzo, cuyo paseo te permite ver calles más interesantes y rincones con mayor encanto. Aunque una buena opción es hacer el trayecto de ida por un camino, y el de vuelta por el otro.



Pisa tiene su encanto concentrado en una zona, que después comentaremos, pero también puedes encontrar otros puntos de interés, algunos en torno al río, y otros como la Piazza del Cavalieri, Borgo stretto o diversos de sus puentes, donde iremos encontrando distintos palacios, iglesias y casonas, de una interesante arquitectura.
Pero ya digo que todo cambia, la expresión de la cara se hace de admiración y es como si surgiera un oasis de belleza arquitectónica, cuando te adentras en la explanada de la catedral de Santa María Assunta. Luce tan esplendoroso, que no sabes donde mirar de sus distintos edificios : a un lado el baptisterio, al otro el campanario (la torre inclinada), dejando en el centro la catedral.




Son más de 800 años inclinándose (desde su construcción), y ahí sigue en pie sin necesidad de mayor ayuda, pero no pude resistirme a la típica foto sujetándola, para seguidamente observar y fotografiar esa imagen de lo que parecía otros muchos haciendo tai-chi, y que en cada momento podían dar pie a una sonrisa.


Y lo cierto es que de este monumental conjunto se pueden decir muchas cosas, pero lo mejor es admirarlo, y para ello os dejo una serie de imágenes, de la propia plaza y sus alrededores (una típica trattoria).








Un día por Pisa merece la pena (quizá no más), pero si en algún momento teneis la oportunidad de estar por Italia, en las cercanías de la Toscana, sin duda es una visita casi obligada.

No hay comentarios: