La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



jueves, 6 de diciembre de 2012

Crema de algas, con toque de nécoras y gambones


Este es el plato de cuchara que incluí para mis comensales en el menú del pasado 1 de Diciembre. Di cierto giro a lo que inicialmente pensé como una crema de nécoras, acabando en ésta otra con un gusto a mar sensacional.

Pongámonos manos a la obra, y vamos a la receta. Lo que precisé (para unas 8-10 personas en platos normales, para 20-22 en degustación) :

- 4 nécoras
- 4 gambones y las cabezas de otra docena y media
- Una caja de algas deshidratadas de Porto Muiños. Wakame, Nori y Lechuga de mar
- Un puerro, una cebolla, una chalota, 3 patatas pequeñas y medio pimiento rojo
- 1/2 litro de nata líquida 
- 100 gramos de mantequilla
- 6 ó 7 dientes de ajo, aceite de oliva virgen extra, sal del Himalaya, una hoja de laurel, fenogreco, eneldo, azafrán, cebollino y un trozo de bulbo de hinojo
- Agua
- Vieiras (una por plato)
- Paquete de gulas

Lo primero es elaborar un buen caldo : Chorro de aceite, donde pasamos un poco media cebolla, medio puerro y el pimiento rojo. Añadimos agua (litro y medio), pizca de sal y la hoja de laurel. Incorporamos las cabezas y resto de cáscaras de gambones, junto con las carcasas de nécoras, una vez sacada la carne. Dejamos a fuego lento, en torno a una hora. Reservamos.


Las algas las hidratamos (seguimos las instrucciones de la caja), y reservamos un rato.


En una cazuela grande, aceite y los dientes de ajo, y pochamos el hinojo, media cebolla, medio puerro y la chalota, todo picadito. Seguimos con cebollino picado, sal, eneldo y fenogreco.

Una vez dorado, añadimos las algas, junto con las patatas peladas y chascadas, y un poco de azafrán. Al rato, los gambones y la carne de nécora. Por último, la mantequilla.

Llega el momento del caldo y la nata líquida, junto a otro poco de azafrán. Fuego lento.

Tras una hora, apartamos del fuego y pasamos a batir, volviendo a verter todo a la cazuela, para seguir a fuego lento unos 20 minutos. Rectificamos de sal, si es preciso.

Las gulas las pasamos levemente por sartén con un par de dientes de ajo, y las vieiras las marcaremos en la plancha.
Presentamos la crema con una vieira y un poco de gulas........y a disfrutar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Interesante receta.....merece la pena ponerla en práctica.