La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



sábado, 6 de julio de 2013

Vinos de Bellota : Frescor y Calidad


Soy muy de ir a conocer nuevos sitios por intuición. Este caso no fue diferente, aunque los buenos comentarios leídos en la red (Tripadvisor, blogs,...) ayudaron, y a fe que no eran erróneos.

Vinos de Bellota (me gusta el nombre, aunque no sea un local especializado en ibéricos y/o vinos), es de esos sitios que al llegar ya te sientes cómodo : agradable saludo, relajado y divertido ambiente, una sonrisa, atención inmediata. Decidimos optar por comer en taburete, en uno de los barriles preparados a modo de mesa, junto a la barra; la zona de sala, pequeña, pero bien aprovechada para unos 25-30 comensales.

Gran equipo

Enseguida se nos acercó Quini, responsable de sala y barra (y gran coctelero), para preguntarnos. Nos dejamos aconsejar, y la selección fue acertada.

Antes de empezar a comer conocí a mi tocayo Fernando, dueño de este bar "exento de corbatas", que transmite un espíritu jovial y ganas de servicio sensacional; además, está en la cocina, en la barra, con los cócteles,..., un gran ejemplo, a pesar de su juventud (no falto de experiencia), para los que se les pase por la cabeza montar un local hostelero.


Arrancamos con unos aperitivos, para lanzarnos a un muy refrescante y bien elaborado salmorejo, seguido de un crujiente de queso de cabra, con cebolla caramelizada y mermelada de naranja amarga, de gran nivel.






Mientras seguía disfrutando de un Rias Baixas peculiar, aconsejado por Quini, llegó un magnífico arroz de setas shitake y confit de pato (limpito en el plato).




Ya con el postre en la mesa (gran tiramisú casero y unos helados artesanales de violeta y regaliz), otra sorpresa, a partir de mi petición de conocer al artista que había elaborado lo degustado : Marius, un joven rumano de 21 años con muchas ganas de aprender, que hasta hace poco, cuando Fernando le empezó a enseñar, no hacía más que huevos fritos con patatas.


Carta de vinos corta, pero bien seleccionada de bodegas pequeñas nacionales. En cambio, espectacular carta de cócteles, licores, gin tonics,...; y aún mejor cuando ves a Fernando y Quini prepararlos. Tras el café (también de nivel), un Gin Sea con Fever Tree, toques cítricos (twist de lima, limón y mandarina) y ralladura de nuez moscada.


El precio, casi de chiste, y más pensando en la calidad de lo catado.

Muchos platos y Gin Tonics sin probar : No me queda otra que volver, y seguir "sufriendo".....;-)

2 comentarios:

Manuel Barrientos dijo...

No estuvo nada mal, acabo de ver por casualidad que probaste la ginebra que hago, muchas gracias por ello!!

FERNANDO SYRAH dijo...

De lujo.......rica ginebra