La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



sábado, 2 de noviembre de 2013

LICINIA : Un mesón tradicional con una cocina creativa





Conocí a José Ramón en Madrid, siendo socio del Zarkana (ya cerrado), donde también tuve el placer de toparme con Nacho Garbayo (Sueños de Cocina), asesor gastronómico del restaurante en auqella época. Sin embargo, es en Morata de Tajuña (tierra de olivos y vides) donde, desde hace unos cuantos años (el restaurante lo inauguraron sus padres en 1984), viene desarrollando su carrera profesional como cocinero (y propietario) del Mesón Licinia.

Persona sencilla, siempre atento a cualquier consejo que haga mejorar su cocina, ha ido evolucionando hasta llegar a una fusión entre lo clásico/tradicional y ciertos toques de moderna creatividad.

El nombre del mesón es la denominación que Morata de Tajuña tenía en tiempos de los romanos. Se trata de un local tradicional, un mesón típico en su decoración; pero cuando te adentras en su cocina, todo cambia y se moderniza.


Mesa para dos; ya con una botella de vino de Bodegas Licinia, arrancamos con una serie de entrantes :

Boquerón marinado en lima con gominola de aceite de oliva y crema de tomate seco, sensacional combinación que ya conocí en épocas pasadas, y que mantiene el nivel.


Seguimos con sardina ahumada, pimientos rojos asados y tierra de salmorejo; realmente ricos los pimientos, en una conjunción de matices y sabores muy apropiada.


Gran fusión en la croqueta negra de calamar con ali-oli (muy suave y adecuado al plato).


Remate de entrantes con unas migas reformadas (mejor acercarse y probarlas), muy finas y poco grasosas.


Compartimos un plato realmente interesante : Espaguetis de algas con gambas y mejillones.


El remate (antes de los postres) con un cochinillo confitado (desmigado y rebozado en Corn Flakes), con salsas de miel y mostaza, y un rico puré de calabaza y toque de lemmongrass.


Con esto ya habíamos comido bien, pero nos adentramos en los postres, al borde del escándalo : Falso gin tonic (un plato que proviene de una idea de Nacho Garbayo, como otros platos, de la época de asesoramiento), peras al vino con espuma también de vino (deliciosa), flan de café, teja con espuma de chocolate y manzana crujiente con crema pastelera, de lujo.




En su formato de menú degustación, hablaríamos de 26 € (café incluido), y faltaría otro entrante. Inmejorable relación calidad-precio.

Algún experimento (aquí entró en juego mi intervención) con los gin tonics para finiquitar una excelente comida, y que serviría de referencia para lo que este próximo viernes vamos a montar allí, en torno a una cena maridada con Gin Tonics


Hay que darse un paseo desde Madrid, pero es un lugar muy recomendable.

Mesón Licinia
C/ del Carmen, 24
28530 Morata de Tajuña (Madrid)
918730387
www.mesonlicinia.es

No hay comentarios: