La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



miércoles, 3 de septiembre de 2014

Día de croquetas


Si son de varios tipos, las croquetas son más divertidas de comer, al disfrutar de matices y sabores diversos. En este caso vamos a por un 3 en 1 : Clásicas de pollo (para los niños.....y para todos), de gambas (más para mayores) y de verduras (para los más atrevidos). Eso sí, recordad que es bueno hacer la masa el día anterior.


INGREDIENTES (para 6 personas)

Bechamel : 250 gr. de mantequilla sin sal, 250 gr. de harina de espelta, litro y 1/4 de leche semidesnatada, sal del Himalaya, nuez moscada, pimienta de Jamaica.

Gambas peladas (12 - 14)
2 solomillos de pollo
Media cebolleta
Un trozo de puerro
Un trozo de pimiento rojo y otro de pimiento verde
Eneldo picado
Sal del Himalaya
Pimienta de Jamaica
Aceite de oliva virgen extra
2 huevos
Pan rallado (es importante que sea de buena calidad, e incluso casero)
Unas nueces
Perejil y ajo picados

RECETA

Lo primero es dejar preparada la bechamel. Para ello, ponemos a calentar a fuego bajo la leche, mientras que en otra cazuela colocamos la mantequilla para que empiece a derretir, y le ponemos sal y pimienta (recordad que la mantequilla es sin sal, así que el punto se lo dará cada uno al gusto).


Vamos a un momento clave, y es la incorporación de la harina (no todo de golpe); hemos de ir removiendo sin parar, pero con delicadeza, para evitar grumos, buscando una masa compacta, pero suelta. Toquecito final de nuez moscada, antes de ir añadiendo la leche (también por partes), y seguir removiendo. Buscamos una bechamel de cierta densidad.



Nos ponemos con las masas, comenzando por la de pollo. En sartén pochamos un poquito de cebolleta picada muy fina, a la que incorporamos trocitos pequeños de pollo, con un toquecito de sal; cuando estén levemente hechos, añadimos bechamel, en proporción adecuada al pollo, y terminamos de rematar unos segundos en la sartén. Colocamos en un recipiente, y dejamos enfriar antes de meter en la nevera, hasta el día siguiente.




Para la de gambas, arrancamos con el mismo pochado de cebolleta (menos cantidad, al ser menos gambas); leve toque de sal, y añadimos las gambas en trocitos y una pizca de eneldo. Enseguida incorporamos bechamel, controlando la medida como antes. Recipiente, se deja enfriar y a la nevera 24 horas.




Por último, vamos con la masa de verduras : Pochamos un poco de cebolleta, puerro y los pimientos, todo bien picado; un poco de sal y golpe de pimienta. Ligamos con la bechamel en la sartén, y a guardar siguiendo el mismo proceso que las anteriores.



Ya al día siguiente, toca rematar la receta. Los rebozados también serán diferentes, comenzando por el más sencillo y clásico con las de pollo. Tamaño al gusto, y pasamos por huevo y pan rallado.


Las de gambas las haremos algo más pequeñas de tamaño a ser posible. También las pasaremos por huevo, pero luego por una mezcla de pan rallado con un poco de picado de ajo y perejil.


Para terminar las de verduras. No las pasaremos por huevo, lo que nos generará cierta complicación al freir, ya que se podrán romper un poco, pero no ha de importarnos (más allá de la imagen), ya que estarán igual de buenas. Rebozaremos en una mezcla (a partes iguales) de pan rallado y picada fina de las nueces.


Si vamos a freir de inmediato (en abundante aceite), nos ponemos a ello; si no, podemos volver a meter las croquetas en la nevera, e incluso si no nos vamos a comer todas, podemos congelar algunas.


Busquemos una textura crujiente......con una jugosidad adecuada por dentro.




No hay comentarios: