La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



domingo, 21 de septiembre de 2014

Pappardelle de tomate con gambones y pesto de tomates de huerto y nueces de Macadamia


La gran cantidad de pestos que se pueden elaborar hace que podamos obtener buen numero de platos, siempre sabrosos, muchos de ellos de pasta. En esta receta vamos con uno de esos platos. Además, por las cantidades a emplear, y lo completo de la receta, podemos hablar de un plato para comer solo.

INGREDIENTES (4 personas)

Unos 100 gr. de pasta fresca por persona. Pappardelle al tomate
Sal azul de Persia
Pimienta de Jamaica
Aceite de oliva virgen extra
Gambones (unos 5 - 6 por persona)
Tomates de huerta (en mi caso, unos raf de mi pequeño huerto)
Nueces de Macadamia crudas (cantidad al gusto, según se quiera el pesto)
8 - 10 hojas de salvia
Albahaca fresca
Queso parmigiano reggiano (en torno a 120 gr.)
Chorrito de vinagre cabernet sauvignon

RECETA

Nos ponemos con el pesto. En una batidora colocamos las hojas de salvia, las nueces (machacadas en mortero), el queso, pizca de sal y pimienta, albahaca (abundante), chorrito de vinagre y aceite, que iremos añadiendo poco a poco, buscando una textura adecuada, medianamente densa. Al final, añadimos un tomate en trozos pequeños, y volvemos a batir. Reservaremos.


La pasta a cocer (en agua salpimentada y con chorrito de aceite), siguiendo las instrucciones del fabricante, y más si trabajamos con pasta fresca, que no hemos de pasar.


Al tiempo, marcamos levemente en una sartén los gambones (con un poco de aceite y sal), que previamente habremos pelados. Es importante que queden en el punto correcto, para que den un toque de jugosidad al plato.


Presentamos la pasta con los gambones, unos trocitos de tomate fresco y el pesto por encima (a mí me gusta ser generoso). De remate, una hojita de albahaca, un chorrito de aceite y unas lascas de queso.




Sin duda, un plato para quedar bien.


No hay comentarios: