La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



jueves, 25 de diciembre de 2014

Pechugas de codorniz en salsa de queso y albahaca


Podría servir como plato navideño. Vamos a ello :

INGREDIENTES

Pechugas de codorniz (a razón de 3 por comensal)
Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
Pimienta de Jamaica
Sal azul de Persia
Unas hojas de albahaca
Romero picado
Unos trozos de queso curado de La Cabezuela
1/2 cebolleta pequeña
1/2 chalota
Una zanahoria
2 vasos de vino blanco dulce (podría servir también un blanco semiseco)


RECETA

Sellamos las pechugas, salpimentadas, a fuego muy fuerte, para dorar por fuera y que queden crudas por dentro. Reservamos.



Nos ponemos con la salsa, pochando media cebolleta pequeña (muy picada) y un poco de chalota. Añadimos unas hojas de albahaca fresca, picadas, y algo de romero, buscando un punto de frescor en la salsa que contrarreste al queso.


Es el turno del queso, en pequeños trozos, y más o menos cantidad según el punto que le queramos dar. Toque de sal y pimienta.


Un par de vasos de vino blanco dulce, y dejamos reducir a fuego bajo. Al final, rectificaremos de sal si hace falta.

Incorporamos las pechugas a la salsa, en el último momento, durante unos cinco minutos, para que la carne termine de hacerse, quedando jugosa por dentro.



Presentaremos con la salsa y unos bastones de zanahoria, para dar un toque crujiente, pasadas por plancha con un poco de sal y romero.


lunes, 8 de diciembre de 2014

Caparrones con verduras al aroma de ajo negro y remate de secreto ibérico


Vamos a por una receta con la reconocida judía pinta (o roja) de La Rioja, el caparrón.

INGREDIENTES (6 personas)

Unos 400 - 500 gramos de caparrones
Secreto ibérico (2 piezas)



Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de cava
1/2 vaso de vino tinto
Agua
Una cebolleta mediana
Un puerro
Chalota
Un pimiento rojo dulce
Una zanahoria
Medio calabacín 
Apio
2 tomates rama, más o menos maduros
Un par de dientes de ajo negro
Un poco de jengibre fresco
Sal de azul de Persia
Pimienta blanca
Estragón 
Pimentón dulce
Azafrán


RECETA

Lo primero será tener en remojo las alubias. Si son frescas, bastará con una o dos horas; si no, las ponemos la noche antes (unas 9 - 10 horas). Antes de comenzar, ya las tendremos escurridas.



En la cazuela donde lo vayamos a preparar, arrancamos rehogando en AOVE la cebolleta y el puerro enteros, un poco de chalota picada y el pimiento y la zanahoria troceados.


A continuación añadimos los tomates pelados (escaldamos antes si hace falta), que picaremos, los dientes de ajo muy picaditos, un trozo de jengibre pelado y un poco de la grasa del secreto. Seguimos rehogando.


Toca incorporar los caparrones, momento en el que le damos el toque de sal y pimienta, y un poco de estragón, golpe de pimentón y unas hebras de azafrán. Un chorrito pequeño de vinagre y el vino; cubrimos de agua (unos 4 vasos, al menos), y dejamos a fuego medio (mejor tapado) durante al menos hora y media. En cualquier caso, es cuestión de ir probando.


Tras un rato de cocción, añadiremos el calabacín en trozos pequeños y el apio. Según haga falta, iremos desespumando y quitando el sobrante de grasa.


Tras una hora aproximadamente, sacamos la cebolleta, el puerro, el apio, algo de caldo y un poco de judías, zanahoria, calabacín y pimiento; todo a la batidora, y lo volveremos a incorporar al guiso, para conseguir que espese el caldo y no pierda ni un ápice de sabor. Retiraremos el jengibre.


Veremos si hace falta añadir un poco de agua, y rectificamos de sal. Cuando las judías estén a punto (enteras, pero no duras), nos ponemos a marcar el secreto, que luego fileteamos en tiras, y terminamos de hacer, quedando jugoso por dentro.



Presentamos con un par de trozos de secreto encima.