La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



miércoles, 6 de mayo de 2015

"Don Baldomero y su gente".....Real Balneario de Solán de Cabras


Es probable que a los que ya vamos peinando canas, nos venga a la memoria aquella serie de los 80 protagonizada por Luis Escobar. Pero no van por ahí los tiros.....sino del otro Don Baldomero.


En un rincón de la serranía conquense, paciente y sosegado, formando parte de un jardín lleno de verdor, se encuentra Don Baldomero; allí sentado en un banco, como ese abuelo que vigila a sus nietos de forma silenciosa, y que está encantado de que alguien se acerque para contarle historias de su vida y su familia, historias del Balneario.


No pude dejar de sentarme junto a este buen hombre y recordé por qué estaba allí. Días atrás se había organizado la segunda edición de #AmigosdeViaje, ese BlogTrip del que formé parte hace menos de un año y al que de nuevo he tenido la fortuna de ser invitado (Gracias Isidro y Mayte, y por descontado, Muchas Gracias Manolo). A compañeros y amigos de la anterior edición, se unieron nuevos compañeros, nuevos amigos de viaje.


Se trata de un concepto de BlogTrip para el relax, para descansar, para disfrutar....y claro, para ello no hay mejor sitio que el Balneario de Solán de Cabras, concebido en torno a esa agua de manantial siempre a 21ºC, que incluso es con la que llenan la enorme pisicina, para disfrute de grandes y pequeños; plantas aromáticas y arboleda variopinta, cuervos que planean elegantes y vistas absolutamente maravillosas.

video

El rumor del agua, según el Río Cuervo cruza toda la finca, genera un estado de paz que embriaga a todo aquel que por allí se acerca, que relaja y tranquiliza el alma, que hace que te olvides de las prisas y los malos momentos. Pero si un buen grupo de amigos (o un grupo de buenos amigos) se dan cita en el balneario, además surgen momentos de grandes risas.


De las habitaciones del Hotel, y sus múltiples detalles y comodidad, sólo puedo decir que lo mejor es acercarse y conocerlo : Decir que tienen encanto, se queda corto, ya que creo que lo que tienen es magia y algo que te inunda, y quieres hacerte allí fuerte y que no te saquen.



Fin de semana de excursiones; repetimos una relacionada con el agua (cambiamos el Nacimiento del Río Cuervo por la Laguna Grande del Tobar), con una buena caminata, fotos por doquier y algún que otro momento de despiste de camino y salto de riachuelo; y sustituimos la Cueva de la Ramera de la pasada edición por la Mina Romana de Cueva del Hierro (y por momentos nos sentimos como los enanitos de Blancanieves, ¿verdad Paloma?).






Buen yantar con las viandas que nos prepararon Imperio y Luis (hambre no pasamos) sin faltar la ya clásica paella del Domingo (con el grano en su punto), cerveza va - cerveza viene y algún que otro Gin Tonic que "me obligaron" a preparar (en esta ocasión nos acompañó y colaboró Tónica Qyuzu). Todo un "castigo".







Pero no todo iba a ser "fácil", así que Mayte nos preparó una tarde de Juegos Recreativos (podían ser Geyper, pero fueron los Juegos de la Sed), pero en la que nos jugamos el oro embotellado, y no me refiero al Aceite de Oliva Virgen, sino a la cerveza. Alto sufrimiento, dado que en cada prueba ¡nos jugábamos perder hasta 10 cervezas! (eso sí, para el grupo).....y aquello parecía que no se terminaba (¡hasta nos hicieron coser!). En definitiva, una tarde muy divertida, y con final casi feliz (no perdimos demasiadas). Y se generó una nueva frase, casi sustitutiva del "Migas con huevo" y mano arriba de la primera edición, sencilla y acertada : "Ya hemos perdido otras diez cervezas".

Y te das cuenta que todo ha ido de maravilla cuando toca despedirse, y en ese justo momento ya estás pensando : "Pues tengo que ir reservando hueco para la siguiente edición".

No hay comentarios: