La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



sábado, 22 de agosto de 2015

Tortilla de patatas con salvia y flor de sal al jengibre



La tortilla de patatas creo que es un plato universal, que gusta a todo el mundo. Sin embargo, tratándose de un plato aparentemente sencillo de elaborar, lo considero de compleja elaboración para que esté en el punto perfecto, o al menos el que a mí me gusta. Yo tengo mi forma de elaborarla (como vereis, quizá no es la más ortodoxa), pero lo cierto es que gusta mucho entre todos los que la prueban.

En este caso vamos a una preparación con gusto herbal, deliciosa en boca y con un aroma especial.

INGREDIENTES (2 personas)

4 huevos de gallinas camperas
Un par de patatas medianas
Unas 12 hojas de salvia
Flor de sal al jengibre
Aceite de oliva virgen extra (AOVE)

RECETA

Lo primero es ponerse con las patatas, y aquí es donde doy mi toque diferente. Pelamos y cortamos en rodajas, más o menos regulares, no muy finas. Colocamos en un plato hondo, incorporando entre medias la salvia picada y algo de sal, y terminamos con algo de sal y un chorro de aceite; al haberlas lavado tras pelarlas, quedarán ligeramente húmedas...si no fuera así, dejamos caer unas gotas de agua sobre ellas.




¿Y por qué en un plato de esta manera? Porque las vamos a hacer en el microondas, en vez de en la sartén. Buscamos que queden más cocidas que fritas, y con menor cantidad de AOVE impregnada.


Tras unos 9 - 10 minutos a buena potencia (aquí cada uno ha de coger el punto), y en todo momento cubiertas, sacamos y las machacaremos consiguiendo una masa que dejaremos enfriar un rato.


Batimos los huevos, con otro poco de sal, y una vez se hayan enfriado las patatas, las incorporamos, mezclamos y dejamos unos cinco minutos que se empapen.


En una sartén ponemos un poco de aceite, y con fuego vivo nos ponemos manos a la obra, no dejando que cuaje por dentro, para lo que daremos varias vueltas a la tortilla, quedando dorada por fuera y jugosa por dentro (para mí una de las claves de una tortilla en condiciones).


La tortilla no precisa de mucho más, pero quizá se pueda acompañar de un all i oli, de ajo negro, salvia o jengibre fresco.



No hay comentarios: