La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



sábado, 14 de noviembre de 2015

Un guiño a Canarias : Vieja al horno con salvia y toque de ajo negro



El pescado de roca es siempre sabroso, de carne prieta, y dentro de Las Islas Canarias hay uno que destaca sobre los demás, y que siempre me deja buenos recuerdos : La Vieja. Hoy toca una receta de este fabuloso pescado, preparado al horno y con algún toque especial.

INGREDIENTES (4 personas)

Una vieja de 1,2 kg. aproximadamente.
Dos patatas de buen tamaño
Una cebolla roja
Jengibre fresco
Unas hojas de salvia fresca (aprovecho mi huerto)
3 dientes de ajo negro
Eneldo picado
Perejil fresco
1/2 vaso de riesling de Neudorf
Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
Sal rosa del Himalaya
Sal en escamas al wakame
Pimienta de Jamaica

RECETA

El pescado hemos de limpiarlo bien, sacando las tripas y desescamando perfectamente (la vieja tiene escamas grandes e incómodas). Si os lo preparan en la pescadería, mucho mejor.

Empezamos con las patatas, pelando y cortando en rodajas. Metemos en el microondas unos 6 minutos, con un poco de sal rosa y chorrito de AOVE, para conseguir que cojan el punto adecuado para luego rematar en el horno.


En una cazuela grande de barro, base con las patatas, unos trocitos de jengibre (ya pelado y troceado) y la cebolla roja en rodajas. Colocamos encima el pescado, salpimentado (sal al wakame, en este caso) por fuera y por dentro; rematamos con las hojas de salvia, leve chorro de AOVE y el vino que remoje todo.


Va al horno, que habremos precalentado a 190ºC. Serán 15 minutos primeros, antes de sacar y dar la vuelta, a la vez que untaremos con un majado preparado con el perejil (picado), pizca de eneldo, el ajo negro y chorro de AOVE. Otros 15 minutos y debe quedar en su punto, de tal manera que se separe la carme de las espinas sin esfuerzo.



No nos complicaremos con el emplatado : patatas y cebolla, dejando que se impregnen con el majado, y trozos de pescado, que no quedarán muy grandes, al tener que sacarlos de las importantes espinas de la vieja.


Podemos acompañar perfectamente con el mismo vino riesling que habremos empleado en la elaboración.


No hay comentarios: