La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



martes, 31 de mayo de 2016

Tartar de atún rojo y tomate raf



Vamos con una receta sabrosa, siempre apetitosa y resultona, basada en buen producto y una sencilla elaboración. Dejaremos de lado el picante, que pudiera hacer que no realce del todo el atún.

INGREDIENTES (2 personas)

Unos 180 gr. de una buena pieza limpia de atún rojo. Por supuesto, cuanto mayor sea la calidad del mismo, mejor resultado obtendremos.
Un tomate raf, razonablemente maduro.
Aceite de oliva virgen extra arbequina
Miel de palma, de La Gomera
Salsa de soja dulce
Flor de sal de hielo (por supuesto, podría servir otra)
Pimienta de Jamaica (en cualquier caso, sin exceso de picante)
Codium en polvo
Flores de salvia
2 hojas de salvia
Cebollino fresco
Unas fresas

RECETA

Como ya he mencionado la elaboración es realmente fácil; eso sí, es importante preparar justo antes de ir a comer.

Picamos, en trozos pequeños, el tomate, reservando un poco para la decoración del emplatado. Incorporamos en un bol, donde añadimos un poco de sal, pimienta y el codium; mezclamos bien, junto con un alegre chorro de AOVE.


Ahora es el momento de agregar el atún al bol, en trozos pequeños, pero en cualquier caso a la medida que cada uno prefiera. Un poco de miel, ligero toque de soja y un remate de AOVE, para mezclar en condiciones con el tomate.


Sólo queda añadir el cebollino y las hojas de salvia, todo muy picado, y terminar de mezclar. Probamos el punto de sal y se ha de rectificar en algo más.


Para la presentación, usaremos un molde (en este caso, yo lo usé cuadrado) y colocamos el tartar de forma individual, rematando con unos trozos de tomate (y ligero toque de sal y AOVE), cebollino, una fresa y un par de flores de salvia.


Ya puestos a rematar bien este plato, un maridaje excepcional sería un blanco de uva austriaca Grüner Veltliner. A disfrutar.