La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



domingo, 21 de febrero de 2016

Rabo toro : Guisando de forma tradicional



Para los que me leeis, observareis, a veces con cierta confusión, cómo me gusta combinar lo moderno con lo tradicional. Lo cierto es que creo que mi cocina es tradicional (no soy de técnicas modernas, como espumas y similares), de fuego lento, pero al mismo tiempo me gusta hacer uso de productos más novedosos y variados, que hagan que lo que acaba en el plato sea más sabroso. En este caso nos embarcamos con un rabo de toro; a ver si os gusta.

INGREDIENTES (5 personas)

Unos 2,5 kg. de rabo de toro
Litro y medio de vino tinto (de buena calidad)
Agua
Una cebolla roja
Un poco de pimiento rojo
2 zanahorias
Medio tomate maduro
3 dientes de ajo
Sal rosa del Himalaya
Pimienta de Jamaica
Harina de espelta
Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
2 hojas de laurel
Tomillo y romero picado
Azúcar moreno
Patatas

RECETA

Picamos bien la cebolla, el trozo de pimiento rojo, las zanahorias y el tomate maduro. Reservamos. Pelamos los dientes de ajo.


Salpimentamos el rabo de toro; lo introducimos en una bolsa de plástico (evitando manchar) y echamos un par de cucharadas de harina. Agitamos la bolsa.


En una cazuela grande, que es la que usaremos para el guiso, ponemos AOVE. Sellamos el rabo de toro. Ahí mismo incorporamos el ajo y las verduras picadas; pizca de sal, así como tomillo y romero.


Cubrimos con el vino y el agua, y añadimos las hojas de laurel, a la vez que un poco de azúcar moreno, buscando eliminar la acidez que pueda generar el tomate. A fuego lento, unas 4 horas y media.


Cuando esté en el punto adecuado, batimos la salsa junto con la mayor parte de la verdura, y volvemos a añadir para un último punto de cocción. 



Podemos preparar unas patatas en gajos pequeños, que freiremos, para acompañar; otra opción es un puré de patata o de chirivía.