La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



domingo, 2 de junio de 2019

Ensaladilla muy colorista, muy del Sur




Ha sido ver una receta de José Fuentes (Kulto) en televisión, y empezar a dar vueltas a esta receta, usando su base, para terminar con este sabroso resultado. Tirando de despensa y de mi humilde huerto, aquí os la dejo.


INGREDIENTES

Aceite de oliva virgen extra (AOVE), aunque se podría usar un aceite más suave.
Vinagre de manzana.
Sal rosa de Himalaya.
3 huevos frescos de gallinas camperas.
2 patatas nuevas, más o menos grandes.
Una zanahoria mediana.
Apio.
Salvia (unas hojas y flores para adornar). Se podría eliminar o sustituir por hinojo, quizá.
Albahaca.
Una lata de tarantelo de atún rojo en aceite de oliva (Herpac).
Unas yemas de espárrago.
Unas aceitunas verdes sin hueso.
Tomatitos cherry.
Perlas de manzana (o manzana verde, no muy ácida).

RECETA

Pondremos a cocer las patas y la zanahoria. El punto dependerá del gusto de cada uno, pero es clave que no se queden duras. También coceremos dos de los huevos.


Por otro lado, iremos elaborando la mahonesa, una de las claves de la receta. Para evitar errores de punto, primero elaboramos una mahonesa clásica, a base de un huevo, chorrito de vinagre de manzana (podríamos sustituir por zumo de limón), sal y AOVE (se podría ir a otro aceite más suave, pero a mí me gusta esa personalidad y carácter que da) que iremos incorporando poco a poco.


Lavaremos el apio (con hojas incluidas), unas hojitas de salvia y un poco de albahaca. Incorporamos todo a la mahonesa y batimos a máxima velocidad, para que ligue todo adecuadamente. De remate, la manzana con la que terminamos esta mahonesa, de tono verde y mucho frescor.


En un bol pondremos la mahonesa, donde incorporaremos la patata recién cocida (sin enfriar) y pelada, en trocitos muy pequeños, así como la zanahoria, también bien picada. Mezclamos bien todo. Corregimos de sal, si se precisa. Añadimos un poco del tarantelo, troceado pequeño, también para mezclar.



A partir de ahí, es el momento de emplatar, colocando la base de la mezcla y el tarantelo en trozos generosos y buena cantidad. Los tomatitos a la mitad (o cuartos) y las aceitunas en pequeñas rodajas.





Rematamos con las yemas de espárrago y los huevos cocidos en cuartos. Y de adorno, las flores de salvia, que terminan de dar un magnífico toque colorista.