La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



lunes, 20 de enero de 2014

Alubias blancas con verduras y carrilleras de ciervo


En estos meses de frío, unas legumbres calentitas vienen muy bien. En este caso, pensé que unas carrilleras de ciervo en conserva que tenía, podían encajar fenomenal. Así que manos a la obra.

INGREDIENTES (5-6 personas)

Un cuarto de cebolleta, e igual de cebolleta roja
Medio puerro
Una zanahoria (o dos pequeñas)
1/2 tomate rama
Un poco de pimientos rojo, verde y amarillo
Aceite de oliva virgen extra
Sal del Himalaya
Pimienta de Jamaica
Tomillo y romero
Agua
Un vaso de vino riesling
Unos 400 gr. de judías blancas
Xantana


RECETA

Lo primero, tener en remojo las judías (desde la noche anterior)


En una cazuela de buen tamaño, comenzamos con un pochado de las cebolletas, puerro y pimientos, todo bien picado. Añadimos la zanahoria, en trozos medios, y enseguida el tomate, pelado y picado.


Una vez sofrito, sal y pimienta (al gusto), y un toque de tomillo y romero picados. Incorporamos las alubias, para rehogarlas, y a continuación el vaso de riesling, que dejamos que evapore el alcohol.


Cubriremos con agua, e iremos incorporando más, según nos lo pida la cocción. Fuego medio-bajo, durante unas 3 horas y media. Si vemos necesario para espesar (a partir de mitad de tiempo de guiso), podemos añadir un poco de xantana; otra opción es que al final machaquemos alguna judía.


Cuando nos quede una media hora, añadimos la gelatina que acompaña a las carrilleras; nunca la grasa blanca, ya que buscamos un guiso ligero y poco grasoso.

Como las carrilleras ya vienen asadas, añadimos justo al final, para que coja el guiso el sabor y se calienten.


Ya sólo quedaba emplatar y disfrutar calentito.


No hay comentarios: