La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



miércoles, 5 de mayo de 2021

Córdoba : En Mayo ... y siempre. ¡Qué ganas de volver a viajar!








Apetece volver a viajar, ¿verdad? Pues os dejo una referencia perfecta para estas fechas primaverales, sea este año o futuros.

En algún momento y lugar leí que Mayo era sinónimo de Córdoba, y viceversa. Por las flores, por sus fiestas, por sus momentos y, claro, como #YoSoyTabernario madrileño, por sus tascas.







Pues lo cierto es que se trata de un mes especial en esta fantástica ciudad; un período en el que todavía el calor no aprieta al máximo (o al menos no tanto como en la época estival), y se puede pasear y disfrutar de todo lo que allí encuentras. Arranca el mes con Las Cruces, sigue con Los Patios (increible trabajo de todos esos propietarios) y remata con La Feria.





Pero sin necesidad de fiestas (que nunca vienen mal), se puede disfrutar allí de diversas formas : basta con pasear por esas angostas calles de La Judería, adentrarse en otra época a las puertas de La Mezquita (recordemos que es Mezquita-Catedral, y uno de los lugares más visitados de España, Patrimonio de la Humanidad desde 1984) y divisar la ciudad desde las alturas de la Torre del Campanario, pararse en cualquiera de las múltiples plazas con sus respectivas iglesias o comer en alguna de sus muchas tabernas y buenos restaurantes (recomiendo La Fragua), sus muchos e interesantes platos típicos como la lechuga frita, el rabo de toro (a día de hoy, más bien vaca), los flamenquines o el salmorejo. Típicos paseos en coche de caballos, muy pensados para los turistas; alternativas interesantes en la sierra, alejándote del centro urbano; visita al Mercado Victoria, que estrenado en 2013, fue el primer mercado gastronómico de Andalucía, al estilo de otros ya famosos en Madrid, Valencia o Barcelona, donde el hambre y la sed se sacian perfectamente, y que reabre sus puertas este Viernes 7 de Mayo.







Córdoba es una joya en si misma, que alguna vez en la vida se ha de visitar, una ciudad para disfrutar y vivirla.


domingo, 25 de abril de 2021

Mejor si es de temporada : Tirabeques con carabineros



Antes de nada, paremos un momento a pensar en el producto de temporada. Sin duda, todo son ventajas; hablamos de producto fresco (y no entro en lo ecológico), muchas veces se puede relacionar con producto km. cero, no ha de ser más caro (más bien lo contrario, aunque haya quien así lo piensa a veces) y favoreceremos a los agricultores, ganaderos y pescadores, al poder adquirir a precios más justos para ellos, si nos acercamos a ellos directamente.

Por otro lado, el producto de temporada siempre estará en mejor punto de consumo y mucho más sabroso, y no perderemos esos productos de temporada corta y puntuales, que no son posibles de adquirir en otros momentos.

Dicho esto, y según arranca la primavera, es perfecto momento para disfrutar de una de las vainas más ricas, con ese ligero dulzor, fácil elaboración, toque crujiente y gran frescor (se han de consumir pronto), como los tirabeques. Se pueden consumir de muchas formas, pero a mí me gustan salteados y con algún toque de proteína; si le damos un ligero punto de "lujo", pues sólo queda disfrutar.


INGREDIENTES (4 personas)

500 gr. de tirabeques.

Carabineros (2 - 3 por persona, según tamaño).

Un cuarto de cebolla morada.

Aceite de oliva virgen extra (AOVE).

Sal con pimienta y naranja (podría ser casi cualquier otra).

Pimienta de Jamaica (que no sea una pimienta muy potente, pero sí aromática).

Crema balsámica de jengibre.

Un poco de vermú madrileño : LaVilla.

Agua.


RECETA

Lo primero es hacer ligeramente al vapor (un par de minutos, ya arrancado) los tirabeques, aunque podríamos saltarnos este paso, si os gusta la verdura más al dente.



Picamos la cebolla en trozos no demasiado pequeños, y salteamos en AOVE. LO mejor es que sea una sartén grande y algo honda, o incluso un wok. Enseguida vamos a incorporar el jugo de las cabezas de los carabineros, mientras que reservamos, pelados y enteros, los mismos.



Añadimos los tirabeques, para seguir salteando, con un chorrito de la crema balsámica de jengibre (podríamos sustituir con zumo de media lima o limón), salpimentando al gusto y, tras unos instantes iniciales, completar con medio vaso pequeño de vermú.



A fuego medio-alto, se ha de evaporar el alcohol, y ahí ya los tendremos. Justo al final colocamos encima los carabineros, para que con el calor residual se hagan ligeramente (mejor crudos que pasados), y apagaremos el fuego.




Tan sencillo como es cuento, tan delicioso como seguro que imagináis.



Y en este caso os voy a recomendar un vino excelente para este plato, por potencia, aroma e intensidad : Malkoa, un txakolí de pago y con crianza, de Bodegas Astobiza.





lunes, 5 de abril de 2021

Hotel Mayorazgo : "Más chulo que un ocho"


El más "Pichi", ese chulo que castiga, diría que no hay hotel más "fetén" que el Hotel Mayorazgo, que "mola mazo" y que te hará sentir como en tu "keli" (casa, por si alguno no "se pispa"). No seáis "más agarrados que un chotis", y disponeos a disfrutar "a cholón" del hotel más castizo de la capital.

La verdad es que, como gato que soy, podría seguir con el vocabulario "cheli", pero ahora toca dejaros unas pinceladas sobre este hotel, que además de "chulapo", tiene un nivel de primera.


Además, sirva este post de apoyo a todas las empresas de turismo españolas, no sólo madrileñas, claro, que en estos complejos tiempos de pandemia se han tenido que reinventar, reorganizar y convertirse en lugares seguros para sus clientes.




Pues bien, el Hotel Mayorazgo, al igual que otros, ha permanecido cerrado unos meses, que han aprovechado para renovarse, tanto en la zona de restauración como en un buen número de sus habitaciones, para que sus 4* luzcan mucho más, volviendo a abrir en la segunda quincena de Marzo/2021. Se han modernizado sus salones, con tecnología puntera, para organizar eventos, y de cara a verano esperan finalizar su solárium y piscina en la última planta, convirtiéndose en un atractivo más (que confío en visitar), para competir con la buena oferta hotelera que Madrid dispone en la actualidad en la zona de Gran Vía.






Disponen de habitaciones (creo que 200 en total), todas ellas temáticas, y con distintas categorías y capacidad (incluso familiares, hasta 4 personas). Y claro, toda la temática es madrileña y/o castiza. A modo de ejemplo, y es de los buenos, os dejo un video con la habitación que disfrutamos, una de las más bonitas, "La del Hayedo de Montejo".


Gastronomía de buen nivel y con guiños castizos redondea la oferta (han arrancado la reapertura con "La Experiencia Castiza", que llega hasta Mayo), la posibilidad de disfrutar de una bodega con la vista muy puesta en D.O. Madrid, pero que además permite descorche si uno quiere llevar el vino, y un desayuno buffet que no hay que dejar de aprovechar (de los mejores que he encontrado en los últimos tiempos).





Ubicación inmejorable, a un paso del Madrid de los Austrias, junto a Gran Vía, con Malasaña y Chueca a poca distancia, y muy buena comunicación en transporte público.

Y qué decir de su personal, intuyendo siempre una sonrisa tras la mascarilla, pura atención y amabilidad, e infinitas ganas de agradar, lo cual completa el conjunto, junto con una excelente RCP.

Así que ya sabéis, "De Madrid al Cielo", pero pasando antes por Hotel Mayorazgo.



Hotel Mayorazgo

C/ Flor Baja, 3

28013 Madrid

915472600


lunes, 22 de marzo de 2021

Ideas de mixología : Carta de #GinTonics by @fernandosyrah



Quizá hayáis notado que últimamente tengo algo de lado los talleres de Gin Tonics, pero, entre otras cosas, la pandemia "manda"; sin embargo, eso no quiere decir que no siga inmerso en nuevas elaboraciones e ideas, siempre que se me requiere y surge.


Si mañana surgiera, mi cabeza rápidamente se activaría para preparar y pensar una serie de combinados, desde vermú, tequila, bloody mary,..., y lógicamente también una carta de Gin Tonics, que fuese variada, pero de fácil entendimiento y gusto para el cliente. Sería un punto de partida, con opciones de retoques, matices y cambios, pero aquí dejo una base, con #GinTonics que no os podeis perder :

1. Pomada refrescante


En este caso no hablamos de un Gin Tonic, dado que no se usa tónica, pero es el toque diferencial. La clásica Xoriguer de Mahón con una buena limonada y remate de lima. Perfecto en los aperitivos.

2. Mediterráneo

Ya un clásico de mis talleres. La tarraconense Gin Mare queda perfecta con 1724, y un pincho de oliva, albahaca, romero y tomillo....muy versátil, y siempre fresco.


3. Juego de cítricos


Sencillo, de los de siempre, pero que nunca falla. Fever Tree acompaña muy bien el twist de naranja y limón que le aportamos a la Tanqueray Rangpur.

4. El lado femenino

Bloom es de las pocas ginebras elaboradas por una destiladora, algo que escasea en un mundo bastante masculino. Con twist de pomelo y fresa congelada va perfecta. De tónica, la deliciosa 1724.


5. Todo manzana

No es habitual toparse con una ginebra que parta de una destilación de manzana. Williams Chase, una de las grandes, lo es. Fever Tree es buena pareja, para rematar con manzana granny smith y un toque de haba tonka.


6. Sabores gallegos

Nordés no podía faltar. Anís estrellado, hibisco deshidratado y Fever Tree, para un Gin Tonic de tarde y relax.


7. Pura elegancia


Desde San Francisco llega la Nº 209, sutil, equilibrada. Twist de naranja y rama de canela la mejoran; y finalizar con una tónica tan especial como la 1724 es una maravilla.

8. De la Sierra del Guadarrama

Había que incorporar algo autóctono de esta tierra madrileña, y con Monti, otra de las pocas ginebras con maestras destiladoras, lo tenemos. Schweppes premium cítrica de tónica, y preparado con cardamomo, baya de enebro y twist de naranja.


9. Desde Gales

Unica ginebra premium galesa, al menos que conozca, la sutil Brecon. Y perfect serve con regaliz, twist de lima y tónica Schweppes premium.


10. "Ruta de las especias"


Y con esta fabulosa elaboración acaba la selección, al menos por ahora. La especiada Opihr se ve potenciada con tónica Schweppes premium de pimienta rosa, y aderezada con chili jalapeño deshidratado, frescor cítrico de un twist de naranja y remate picante con unas gotas de tabasco.


Como vereis, se trata de 10 #GinTonics muy variados, siempre equilibrados, de fácil elaboración y que, seguro, serían del agrado de la mayoría, con lo que se consigue una carta de primer nivel.

jueves, 11 de marzo de 2021

Influencer gastronómico : ¿Menú gratis para opinar con la tripa llena? El eterno "dilema" de muchos hosteleros




Aunque me veo guapo en la foto, no quiero hablar de mí 😃😃. Los que me leéis (lo cual os agradezco), habréis notado que no soy de atacar a nada ni a nadie cuando escribo, aunque no me importa crear un poco de polémica de vez en cuando. Pues bien, este post que recupero de 2012, y reedito, va un poco de eso, y además hace que me reafirme en lo que escribí y pensaba.


Respecto de los sitios que visito, sólo me gusta hablar de los que me han tratado bien, realmente me han convencido (sea por el motivo que sea) y sus viandas me han hecho disfrutar; y es que además pienso que hablar de quien no se lo merece acaba siendo un error, ya que no deja de ser una forma de publicidad (recordad aquello de "que hablen de mí, aunque sea mal"), y lo mejor es sencillamente no volver. Pues bien, sobre todo esto quiero hacer alguna puntualización, que más de uno me ha escuchado en más de una ocasión.





Un buen puñado de los sitios mencionados en el blog, a lo largo de más de 10 años, y más en concreto sus propietarios, que son quienes los encarnan, son ya buenos amigos y cuando les visito me tratan de maravilla, pero no por lo que he escrito de ellos (bueno, normalmente, claro), sino por lo que hemos charlado en lo cercano, mis apreciaciones y matices, el expresar de forma clara y directa lo que te gusta menos y lo que te ha entusiasmado. Y creo que es clave que la primera visita, como poco, se realice de forma objetiva, como un cliente más (y no sólo en el sentido de pagar la cuenta), ya que es la forma de poder apreciar y percibir todo sin condicionantes. El blog sigue siendo un hobby y, de momento, me puedo permitir "pagar".


Tengo la sensación (bueno, realmente es una certeza) que unos cuantos de los que hablan / escriben (a través de blogs, instagram u otras RRSS como "influencers" gastronómicos) lo hacen a partir de una invitación  (o autoinvitación, que es peor) de los locales que visitan y mencionan, de tal forma que el punto de partida surge distorsionado y condicionado; además, observo que cada vez hay más de esos "influencers" que sus conocimientos culinarios son más bien limitados, importando más su propio selfie, que el de los platos que le presentan. Y es que incluso muchos buenos gastrónomos bloggers, periodistas y similares, entre los que humildemente me incluyo, se encuentran en esa tesitura ante la cordial invitación de un restaurante, vía agencia de comunicación, por ejemplo, puesto que aunque no te guste, algo hay que comentar. Yo, particularmente, intento exponer in situ mi parecer, que no difiere de lo que luego transmito, por mucho que esas invitaciones conlleven el "peaje" de hablar del establecimiento, y generen cierto condicionamiento.


Y es que, llevado al extremo, a veces resulta más fiable el resumen de comentarios anónimos que se pueden encontrar en internet, basándose en una experiencia sin más, siempre que sean de forma sincera (y es que el gusto de cada uno, ha de prevalecer en su comentario), que lo que otros (y muchos de forma "profesional") nos puedan trasladar. Está claro que esto no es más que una opinión mía...


No obstante, y por descontado, también hay que cuidarse de los comentarios, sobre todo malintencionados, que uno puede leer en aplicaciones que todos conocemos, puesto que para lo bueno y para lo malo, van dirigidas con una intención predeterminada. En cualquier caso, es fácil detectarlas, y no hay más que rechazar aquellos comentarios de quien apenas opina, de quien sólo opina muy bien o muy mal, de quien convierte la opinión en algo demasiado personal. Y también es importante no quedarse en las puntuaciones globales que puedan tener los locales, sino adentrarse un poco en los distintos comentarios; os aseguro que en mi caso, siguiendo un criterio razonablemente lógico, por regla general he conseguido acertar en la mayoría de los casos con buenos establecimientos, incluso en zonas desconocidas, no sólo en España.


Para acabar, y esperando no haber sido aburrido, decir que en estos tiempos complicados que envuelven al sector hostelero, pensad que cuesta poco hacer una mención buena o positiva, y, por contra, un mal comentario puede ser muy dañino. Y como siempre, lo importante es disfrutar...