La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



viernes, 31 de enero de 2014

La Trastienda del 13 : te sientes a gusto


Un día llegas a Leon para dar una vuelta por ese bonito casco viejo. Aparcas en el entorno de la Plaza de San Marcelo y coges la peatonal calle Ancha con dirección a la catedral...pero justo antes de llegar, a mano derecha según subes, un local te llama la atención : La Trastienda del 13.



Con aspecto entre vintage y despreocupado, te das cuenta que se trata de una vinoteca por lo que lees fuera y observas dentro, y eso ya me gusta, pero al entrar observas que también es restaurante; a un lado la vinoteca y las mesas del restaurante al otro, sólo separados ambos ambientes por una librería que deja ver lo que los del otro lado hacen.


Notas espíritu joven entre los allí presentes, en un ambiente distendido y alegre, levemente ruidoso; gente disfrutando de su vino, entre charlas desenfadadas y sonrisas cómplices. La sensación al entrar es buena, y nos apetece quedarnos a comer.


Nos sale al paso Samuel, su maitre, que nos sienta en una mesa junto a un ventanal desde donde podremos disfrutar de las vistas de la catedral mientras reponemos fuerzas. En ese momento aparece Lita, socia y propietaria de éste y algún otro buen local leonés, con quien charlamos un rato de manera muy agradable; todo son buenas sensaciones.


La decoración nos gusta, y cuando llega la carta, en un formato como si fuera una libreta de notas, nos encaja con lo visto. Interesante variedad gastronómica, lo cual me lleva a una difícil elección, así que le propongo a Samuel que nos sorprenda. Con los vinos (buenas y variadas opciones), otro tanto, pero sí pido que catemos un par de vinos (por copas), y que sean de la zona.

Nos lanzamos a una degustación de 3 platos a compartir (2 fríos y uno caliente), bien servidos en platos individuales (con cantidades bastante amplias), más un par de postres, los vinos y unos cafés. Para dos personas, 75 € (muy buena relación calidad-precio, y ahora lo entendereis).


Con un Brezo 2013 (vino del Bierzo de uvas Godello y Doña Blanca) en las copas, arrancamos con un Tataki de atún y carpaccio de mango, perfecto de punto, con corte fino y buen emparejamiento; realmente rico.


Vuelve a acertar Samuel con el segundo plato, esta vez un Steak Tartar de buey, con un corte de la carne ni grande ni pequeño, gran elaboración y sabor delicioso. A mitad de plato pasamos al segundo vino, el rosado de Prieto Picudo de Pardevalles (premio nacional 2013); excelente en calidad y precio.



El plato caliente, sensacional : Prensado de cochinillo con reducción de ciruelas pasas y piñones. Ibamos muy bien. Habría dado para saltar a otro vino, un tinto, pero por esta vez fuimos prudentes y comedidos.


A modo de prepostre, Gin Tonic en gelatina con helado de limón, toques cítricos, hierbabuena y un divertido remate con trocitos de escalofríos (si os gustan las chucherías, sabreis lo que son). Muy refrescante, con una agradable conjunción.


Las cantidades, copiosas en general, hicieron que no pudiéramos acabar el postre final : Torrija caramelizada sobre chocolate caliente y menta frita.

Unos cafés remataron una gran comida, que seguro que volveré a repetir (quedaron muchos platos por probar), y más cuando pudimos saludar al final al artífice de todo aquello, Rafael da Silva, Jefe de cocina del local, y pudimos notar su disfrute en lo que hace, lo que elabora. Como todo lo anterior, servicio y atención de primera.

Una última cosa respecto de los vinos : a un precio algo inferior al del consumo en local, se pueden comprar para llevar a casa. Interesante concepto.

La Trastienda del 13
C/ Ancha, 1
Leon
987007333
www.latrastiendadel13.com

domingo, 26 de enero de 2014

La Tenada : La otra cocina de autor


Hace unos días, en uno de mis habituales viajes al Principado de Asturias, un compañero me llevó a conocer este particular local en las cercanías de Avilés y en zona rural y serrana, en plena naturaleza, y no lejos de la quesería La Peral. En lo que era una antigüa tenada (lugar en Asturias donde se guarda la hierba para el ganado), y de ahí su nombre, se sitúa el restaurante (o casa de comidas), en el centro de Illas.



Pues bien, enseguida sospeché que allí no son de dietas, cuando leí en un babero colgado en la pared : "Cofradía del colesterol". Y al leer el menú (a la entrada, en un cartelón, dice : "Hoy tenemos el de todos los días"), única opción gastronómica, lo reafirmé.



Desde 1981 lleva trabajando Isabel y su gente con los productos de la zona, para realizar una cocina casera con un toque especial. De un tiempo a esta parte, y tal como me explicaron, decidieron que lo mejor era tener un menú que incluyera todas las especialidades, y así lo han confeccionado.

Por 22,50 € el comensal, es bueno que vayas sin prisa y con la idea de dar luego un paseo digestivo, ya que se trata de un menú contundente (para los niños, la mitad); y mejor elegir un día de esos de lluvia y frío que parece que acompañan mejor este tipo de manjares. Con agua y un Rioja crianza (si no se elige otra alternativa) en la mesa, arranca el festín.


Al centro, una buena perola de Pote de berzas (realmente bueno, yo creo que lo mejoir de todo). Y si te lo acabas (difícil), te traen más, al igual que del resto. Ya entras en calor.


"Si tienes la fortuna" de que sea miércoles, como me ocurrió, también fabada. En su punto. Empezaba a estar lleno...


A partir de ahí, seguimos probando un poco de todo. Lo siguiente, Adobo, huevos y picadillo con patatas. El picadillo algo subido de pimentón. Y sin tiempo para respirar, una cazuelita de callos, con buena selección de las partes utilizadas.


Tras un leve rato, y como punto final antes de los postres, llegaba un trozo de cordero guisado y otro de ternera gobernada. No obstante, para los más valientes había opción de repetir.



Y de postre, entre las opciones a elegir, lo más interesante el arroz con leche casero y un poco de queso La Peral. El café, de puchero, y allí te dejaban para que te sirvieras a discreción, como el resto.



Y como había que tomar algo disgestivo de remate, unos chupitos a elegir entre las 3 frascas que te dejaban de orujo (de miel, blanco y de hierbas).


Una muy buena atención en general, durante todo el tiempo que estuvimos, rematando Isabel con su presencia en las mesas al final, dejando un rato los fogones. No espereis lujos (mantel de papel), sino saciar el hambre. Una experiencia para probar....si no estás a dieta.

Bar La Tenada
La Callezuela, 16
33414 Illas (Asturias)
985506217
www.latenada.com

lunes, 20 de enero de 2014

Alubias blancas con verduras y carrilleras de ciervo


En estos meses de frío, unas legumbres calentitas vienen muy bien. En este caso, pensé que unas carrilleras de ciervo en conserva que tenía, podían encajar fenomenal. Así que manos a la obra.

INGREDIENTES (5-6 personas)

Un cuarto de cebolleta, e igual de cebolleta roja
Medio puerro
Una zanahoria (o dos pequeñas)
1/2 tomate rama
Un poco de pimientos rojo, verde y amarillo
Aceite de oliva virgen extra
Sal del Himalaya
Pimienta de Jamaica
Tomillo y romero
Agua
Un vaso de vino riesling
Unos 400 gr. de judías blancas
Xantana


RECETA

Lo primero, tener en remojo las judías (desde la noche anterior)


En una cazuela de buen tamaño, comenzamos con un pochado de las cebolletas, puerro y pimientos, todo bien picado. Añadimos la zanahoria, en trozos medios, y enseguida el tomate, pelado y picado.


Una vez sofrito, sal y pimienta (al gusto), y un toque de tomillo y romero picados. Incorporamos las alubias, para rehogarlas, y a continuación el vaso de riesling, que dejamos que evapore el alcohol.


Cubriremos con agua, e iremos incorporando más, según nos lo pida la cocción. Fuego medio-bajo, durante unas 3 horas y media. Si vemos necesario para espesar (a partir de mitad de tiempo de guiso), podemos añadir un poco de xantana; otra opción es que al final machaquemos alguna judía.


Cuando nos quede una media hora, añadimos la gelatina que acompaña a las carrilleras; nunca la grasa blanca, ya que buscamos un guiso ligero y poco grasoso.

Como las carrilleras ya vienen asadas, añadimos justo al final, para que coja el guiso el sabor y se calienten.


Ya sólo quedaba emplatar y disfrutar calentito.


Il Nonno


No se trata de un restaurante de primer nivel, ni con estrellas Michelín. Sin embargo, la suma del trato al cliente y la relación calidad-precio, hace que Il Nonno se haya ganado una mención en el blog.


Aconsejado por mis padres (en concreto, con ellos fuimos), hace unos días ocupábamos una mesa para 11. Desde el primer momento, sensación como si estuviéramos en un sitio de confianza, con atención de primera.


Local de estética y decoración sencilla, pero acogedora, hace que te encuentres cómodo en una de sus 10 mesas.





En lo que a comida se refiere, muy bien las pizzas y los entrantes, tanto en cantidad como calidad. Algo desigual los platos principales, con algunos de buen nivel y otros no tan interesantes, quedándose en aceptables; pasta fresca casera, aunque a veces no bien rematada a nivel de salsa y condimentación.





Los postres en buena línea, donde no se ha de dejar de probar el tiramisú. La carta de vinos, todos italianos (por lo que pude comprobar), interesante y siguiendo una buena línea de precio; tomamos un muy interesante vino blanco siciliano de uva Grillo, a muy buen precio.



En definitiva, un local donde se puede pasar una agradable velada a un precio muy asequible (en torno a 20-25 euros, a la carta).

Il Nonno
Cavanilles, 50
28007 Madrid
914332578

lunes, 6 de enero de 2014

Pesto y pasta......pasta y pesto


Vamos a embarcarnos en una receta muy sabrosa y completa, con colorido y un pesto muy rico.

INGREDIENTES

Pasta de colores (si es fresca, mejor)
Lata de champiñones (o 300 gr. de champiñón fresco)
Unos 350gr. de gambas (peladas)
Un par de dientes de ajo
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen extra
Un queso potente de sabor (al gusto)
Nueces
Pistachos
Albahaca fresca, en buena cantidad
Unas hojas de hierbabuena, para adornar

RECETA

Lo primero es dejar hecho el pesto, para lo que batiremos los pistachos (peladlos bien), las nueces peladas, un buen trozo de queso, albahaca con alegría y un generoso chorro de aceite. El punto y espesor del pesto dependerá de las cantidades de cada ingrediente, así que aconsejo que cada cual vaya echando a su gusto, y después rectifique según os parezca. Reservaremos.


Rehogamos, con los ajos y en una sartén grande, las gambas y champiñones (con un poco de sal y pimienta), a la vez que vamos cociendo la pasta (agua, chorrito de aceite, sal y pimienta. El tiempo, según sea fresca o no). Cuando hayamos escurrido la pasta, la añadimos para servir rehogando.



Justo antes de servir, incorporamos el pesto en la sartén para dar un último golpe de calor y rectificamos de sal si hiciera falta.



Para la presentación, basta con darle un toque de frescor y color con unas hojas de albahaca y hierbabuena. Una rebanada de pan de centeno o cereales tostada, no quedaría mal.