La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



miércoles, 24 de mayo de 2017

#SierraGourmet : Hotel Rural - Restaurante TorreBlanca (Guadarrama). Cuando el buen trabajo se plasma en los platos.




Esa clásica construcción serrana en piedra lleva en Guadarrama muchos años, pasando de unos dueños a otros, e incluso adentrándose en lo gastronómico en distintos momentos. Pues hace 3 años dio un giro hacia la excelencia cuando se hizo cargo del hotel rural (con sus coquetas y bien equipadas 5 habitaciones, una de ellas suite, todas ellas diferentes, y donde descansar mientras escuchas cantar a los pajarillos del entorno) y del restaurante (del que queremos hablar), Paco Jiménez y su esposa; y así surge lo que hoy es Hotel Rural - Restaurante TorreBlanca.






Paco ha ido creando un equipo de gran nivel, tanto en sala como en cocina, con dos maestros de los fogones como Fernando Ortega (tan dicharachero como buen cocinero, un joven experto, ducho en grandes cocinas de este país) y Mounir Hassani (callado y atento a que todo salga bien, dando equilibrio en cada plato). Les ha trasladado todo ese entusiasmo que exhala, pleno de vitalidad y en continúa evolución para mejorar y aprender, escuchar y aportar.



Se encuentra bien ubicado en Guadarrama, relativamente cercano al centro, pero a la vez en una zona tranquila, ya de salida hacia Los Molinos. Tras dejar el vehículo en su parking al aire libre, lo primero con lo que te topas es con una deliciosa terraza, buena alternativa para esos días y noches de agradable temperatura serrana, con posibilidad de cenar en pareja y después transformarse en una zona casi chill-out, donde disfrutar de una buena copa. En el acceso de entrada al edificio se monta otra zona de mesas, ya más amplias y para grupos o familias (incluso con un espacio de columpios para los más pequeños), y en la parte de atrás se completa con una terraza-grill, quizá la más informal. Ya dentro, en la planta alta se encuentran las habitaciones, y en la planta baja dos salones, con sensación de casero, donde degustar unos ricos manjares.





Encontraremos una cocina en la que confluye la tradición y la modernidad e innovación, esto es, platos completos (con la contundencia que la sierra suele exigir) no exentos de toques de cocina actual, para conseguir platos muy redondos. Interesante su carta, donde primero hemos de fijarnos en sus entrantes, de ayer y de ahora, de los que pudimos disfrutar de un sensacional Arenque escabechado (con cama de algas, mango y emulsión de remolacha), para empezar y no acabar, equilibrado Ceviche de vieiras (con huevas, emulsión de cilantro y una cama de batata) y magnífico, en todo su conjunto, el Dim Sum relleno de rabo de toro (melaza de batata y su jugo).




Un plato sencillo, aparentemente, como la Ensalada de tomate rosa (de huerta) y ventresca de atún, se hace grande cuando el producto es de primera. Hay alternativa de arroces, pero claro, no pude dejar de probar el que más me llamó la atención : Arroz verde de placton con camarones; gran punto del arroz, toque de mar como si buceando en el océano alguien abriera la boca.



De los pescados disfrutamos de una particular Corvina aderezada con remolacha, naranja y espuma de ostras, imagen y sabor. Y las opciones de carne, variadas y realmente interesantes, pero he de decir que me sorprendió especialmente el Solomillo de ciervo de crianza en su hábitat, plato maravilloso, con un gran puré y un producto base que me fascinó (ciervo de crianza en semilibertad, de Venison).




Con los postres están en fase de cambio, siempre en positivo, pero la versión de la piña colada resultó muy fresca, con piña natural y una crema de coco muy rica.

Hay opciones de menú degustación (de 5 y 7 platos, entre 35 y 49 euros), así como menú diario con platos de la carta (a 19,90 euros); la bebida, normalmente aparte.


Rematamos contando la carta de vinos, donde encontrar unas 30 referencias bien seleccionadas por Javier Gila, y que permite hacer buen recorrido por buena parte de España y sus D.O.



En definitiva, otra de esas grandes alternativas gastronómicas de la Sierra Noroeste Madrileña. No dejeis de pasar a conocerlo e id reservando para esta primavera y verano.

Precio por persona : Además de los menús mencionados, a la carta puedes salir entre 35 - 45 euros, en función del vino seleccionado, y el saque de los comensales.

Horario : Sólo cierra para las cenas de Domingo y los lunes.

Hotel Rural - Restaurante TorreBlanca
C/ Doctor Gómez Ruiz, 7
28440 Guadarrama (Madrid)
91.854.95.05
info@hotelruraltorreblanca.es
www.hotelruraltorreblanca.es

domingo, 30 de abril de 2017

Mercado Victoria, punto de encuentro en Córdoba



Hace 4 años, y dentro de esa moda de agradecer que ha sido la transformación de antigüos mercados o naves en desuso en centros de reunión para el buen yantar, surgió en Córdoba el Mercado Victoria.


Pues bien, aunque con retraso, pero aprovechando que entramos en el mes por excelencia en Córdoba, que arranca con Las Cruces (muchos rincones y plazas engalanados), sigue con Los Patios (puro deleite para la vista) y remata con La Feria, os voy a dejar una rápida mención en forma de fotos de lo que fue aquella inauguración y lo que uno puede disfrutar en este mercado.


Lo encontramos en lo que fue la caseta más antigüa, allá por 1877, de la feria cordobesa. Pertenecía al Círculo de la Amistad, y destaca por su estructura en zinc. En plenos Jardines de la Victoria, su céntrica ubicación, justo a la entrada del casco antigüo, hace de él un lugar perfecto para el encuentro, en aperitivos y almuerzos, a media tarde y para cenas de amigos.



Buen número de puestos con gran variedad de productos, donde poder comprar y degustar en las distintas zonas de mesas, tanto altas como bajas, que encuentras en sus pasillos interiores, así como en las distintas terrazas.




No faltan buenas opciones de bebida, con un puesto específico dedicado al vino, así como zona de coctelería y buenos mojitos.


Sin duda, un excelente plan el de visitar Córdoba en Mayo, y no dejar de visitar este más que agradable mercado.


sábado, 4 de marzo de 2017

Aire puro y buen asado : por las Hoces del Duratón hasta El Alcaudón




Viajar siempre es bueno, es cultura, conocimiento y, por supuesto, disfrute. A veces se puede viajar lejos, fuera de tu país......pero nunca hay que perder de vista lo cercano, lo nuestro, lo que hace de España un país lleno de maravillosos rincones.


Pues bien, darse una vuelta por las segovianas Hoces del Duratón es una maravillosa experiencia, con interesantes actividades, desde las rutas (a pie o en bici), recorridos en canoa o admirar las colonias de buitres que vuelan majestuosos y elegantes. Hay distintos puntos desde los que admirar las hoces, todos ellos fabulosos, así que no hay más que organizarse bien, disfrutar con calma.....y que nos entre el apetito para después poder saborear un buen asado, de los que no faltan en la zona.





Al hilo de esta última cuestión, os relataré la gran experiencia disfrutada en uno de los que pueden ser mejor alternativa en este sentido. En Villaseca, justo al inicio del camino que sale hacia la Ermita de San Frutos, podremos encontrar El Alcaudón, un acogedor restaurante de clásica decoración castellana.



Sensacional horno para asados, más especializados en cordero, como nos comentaron. Sin embargo, lo que me sorprendió es el gran punto que le dieron al cochinillo que quisimos degustar; sin duda, podría decir que el más rico que haya podido tomar jamás.





Unas entradas ligeras, pero siempre caseras, a modo de aperitivo : aceitunas aliñadas y buen hummus aderezado con pimentón. Y con la carne unas patatas al horno, muy jugosas, y la clásica ensalada que ayuda a eliminar parte de la grasa.



Acompañamos del agradable vino La Planta, ese Ribera de Duero de Bodegas Arzuaga. No tienen una amplia carta de vinos, pero sí encuentras alternativas con buena RCP.



Y claro, si rematas con postres caseros, de esos de verdad, no se puede pedir más : delicioso el flan de café, pero sublime la tarta de queso, de las de verdad, de esas que yo digo de horno.



Pues si a todo esto le añades una atención cercana, siempre acertada, sólo falta que tengan buen precio......y lo encuentras también.