La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



lunes, 19 de febrero de 2018

Verdinas con muslos de codorniz



Para los días de frío, qué mejor que unas ricas verdinas, esa legumbre delicada. Es más habitual encontrar recetas con marisco y/o pescado; sin embargo, en este caso nos vamos a otra de las muy buenas opciones de disfrutar de esta alubia estilosa, y es con toque de caza como las codornices.

INGREDIENTES (6 personas)

Podemos trabajar o con 600 gr. de verdinas en seco o con dos frascos de verdina en conserva.
Unos 20 muslos de codorniz.
Media cebolleta.
Medio pimiento verde italiano.
Una zanahoria.
Un tomate (que esté maduro).
Champiñón portobello.
Medio vaso de vino tinto.
Sal rosa de Jamaica.
Pimienta blanca.
Aceite de oliva virgen extra (AOVE).
Un par de hojas de laurel.
Medio litro de caldo de pollo.
Tomillo, romero y albahaca picados (o fresco para picar).

RECETA

En una cazuela grande, donde lo vayamos a elaborar, sellamos los muslos de codorniz, después de haber salpimentado, y reservamos. En ese mismo AOVE, y con todo preparado en juliana o picado, vamos incorporando la cebolleta, el pimiento verde, un par de champiñones, la zanahoria y las hojas de laurel.




El fuego ha de ser medio-bajo; tras unos minutos, retiramos el laurel, y añadimos el tomate, el medio vaso de vino tinto, las plantas aromáticas y un toque de sal. Dejamos hasta que quede todo bien ligado, y entonces lo batimos todo, de tal manera que el resultado nos servirá de base para el caldo de las verdinas.


Toca incorporar el medio litro de caldo, y ahí irán las verdinas, terminan de cubrir con agua; punto de sal y dejamos tranquilamente a fuego lento. El tiempo de elaboración dependerá de si es con producto seco (entre 2 y 2 horas y media) o en conserva (en torno a 80 minutos o algo menos).


Cuando veamos que empieza a coger buen punto la legumbre, a falta de unos 10-15 minutos añadiremos las codornices y unos trozos de champiñón.


Rectificaremos de sal, y sólo queda emplatar con gracia.



No hay comentarios: