La vida es disfrute, y para mí, uno de los mayores disfrutes de la vida,



además de mi familia y mis amigos, es un buen vino con unos ricos manjares,



y en un lugar difícil de olvidar. A partir de ahora, intentaré aportar recetas,



notas sobre buenos vinos (de aquí y de allá), Gin Tonics, interesantes hospedajes,



opciones de hostelería y lugares para visitar........con sus enlaces y



lo que todos querais opinar y aportar.........



lunes, 3 de octubre de 2011

Conociendo VIÑA VENTISQUERO

Soy de la opinión de los que piensan que la clave del éxito de una cata radica, bien en la calidad de los caldos, bien en lo que la dirección de cata logre transmitir y enseñar.
Así, cuando se conjugan ambas cosas, no hay posibilidad de fracaso. Y esto nos lo encontramos este pasado sábado en la cata de Viña Ventisquero que pudimos disfrutar en Meddis, en su tienda gourmet de Moralzarzal.



En representación de la bodega estuvo Julieta Arévalos y, sobre todo, su enólogo, Felipe Tosso; sensacional su dirección de la cata, en la que pudimos mejorar conocimientos sobre terroir, historia de Chile y aspectos diversos dentro de la enología, y fantástica presentación de sus creaciones, esto es, sus distintos vinos.



Arrancamos con Herú 2009, un Pinot Noir delicado pero con cuerpo final, del que no hay en el mercado más de 6.000 botellas, siguiendo con Queulat Gran Reserva 2009, de "la uva chilena", la carmenere, con ese característico tono oscuro, toques de bosque, gran cuerpo y absoluta elegancia.


Continuamos con otro carmenere, el Grey 2008, necesitado de buena oxigenación y mucho cuerpo en boca. Grey, nombre de glaciar chileno, como Queulat, y que representa la denominación de una serie de vinos de pago (single block) de la bodega.


Cambiamos el registro, y nos adentramos en un Merlot, Grey 2007, con el peculiar tono oscuro de esta uva, y gran equilibrio acompañado de un singular dulzor.



Y si lo probado hasta ese momento me había gustado mucho, en los 3 últimos caldos llegué al punto de la fascinación cuando nos adentramos en el terreno de la uva syrah (¡cómo no!). Primero con lo que denominaría un característico, típico y auténtico Syrah : Grey 2008, realmente fabuloso. A reglón seguido, catamos el que para mí fue el mejor caldo de la noche, un sensacional Syrah con nombre fascinante : Pangea 2006; 18.000 botellas nacidas de vides criadas en terreno de cuarzo, hierro, arcilla y granito, con máxima elegancia y un toque de mineralidad, a la vez habitual en esta uva, pero dándole una particularidad que lo hace diferente, adjetivo que también podríamos aplicar al último caldo, el fantástico coupage de carmenere y syrah, el Vértice 2005.
Cata bien maridada, como de costumbre, en este caso con productos ecológicos riojanos en su mayoría, y que pude rematar en animada tertulia con el propio Felipe Tosso y varios de los asistentes.

6 comentarios:

FERNANDO SYRAH dijo...

Una gran cata..........

cocinamarroqui dijo...

Se ve, se ve que así fué. Que gozada de vinos. Saludos

Huellas dijo...

a VER SI ME ASESORAS SOBRE ALGUNO QUE ME VAYA A GUSTAR Y LO CATAMOS.....

Huellas dijo...

.

FERNANDO SYRAH dijo...

Rober, no lo dudes.....a catarlos.....

FERNANDO SYRAH dijo...

Gran combinación la de hoy : un Pangea con unos huevos fritos, pero de los buenos, los de corral...........